• Admin

NO NOS OLVIDEMOS DEL ESTADO DE NUESTRA ROPA DE CAMA.



Gran parte de la suciedad a la que nos exponemos día a día se encuentra en nuestra habitación, el espacio que hay entre cubrecamas y la sábana almacenan residuos que nuestro cuerpo produce, como el sudor, células de la piel, bacterias, hongos, pelusas y los restos de los cosméticos.


En la noche podemos transpirar un litro de sudor, incluso más si duermes bajo muchas sábanas, incluyendo también la almohada, ella contiene una carga sustancial de varias especies de hongos, una variedad que puede causar enfermedades a las personas con inmunodeficiencias, es por esto que el tiempo que pasamos durmiendo haciendo uso de la almohada en contacto con las vías respiratorias. Ya sean sintéticas o de plumas serán la primera fuente de hongos.


Podemos hacer algunas cosas para garantizar que nuestras sábanas se mantengan limpias, solo es necesario con limpiarlas más a menudo de lo que lo solemos hacer, una buena repetición semanal, sin exponerlas a temperaturas muy altas o químicos que puedan dañarlas.




4 vistas

IRAKKA HOUSE 2020